Harina de chía La Molienda

$155,00

Harina de chía La Molienda

La harina completa de chía tiene todos los beneficios de la semilla y, además, tiene la ventaja de facilitar su uso culinario. La chía es rica en flavonoles, como la miricetina, la quercetina y el kaempferol. Además, contiene mucilagos, un tipo de fibra soluble capaz de retener agua. La harina de chía no contiene gluten (no apta para celíacos).

La harina de chía mejora el tránsito intestinal y combate el estreñimiento, por ser un producto rico en fibra. La fracción mayoritaria de la fibra que contiene la harina de chía es fibra dietética insoluble, en especial celulosa, hemicelulosa y lignina.

La harina de semillas de chía se pueda agregar en muchas preparaciones como suplemento o sustituyendo harinas convencionales. Presenta la ventaja de no poseer un sabor muy marcado. Puede reemplazar completamente a la harina de trigo o combinarse con otras harinas como las de maíz, almendra o arroz.

Debido a su capacidad para absorber líquido y formar un gel, también se puede usar como espesante en salsas o como ligante en lugar del huevo en las recetas. Para hacer un sustituto de huevo se mezclan dos cucharadas de harina de chía con media taza de agua fría y se deja reposar una media hora.

Este producto viene en presentación de 200g.

 

Harina de chía La Molienda

La harina completa de chía tiene todos los beneficios de la semilla y, además, tiene la ventaja de facilitar su uso culinario. La chía es rica en flavonoles, como la miricetina, la quercetina y el kaempferol. Además, contiene mucilagos, un tipo de fibra soluble capaz de retener agua. La harina de chía no contiene gluten (no apta para celíacos).

La harina de chía mejora el tránsito intestinal y combate el estreñimiento, por ser un producto rico en fibra. La fracción mayoritaria de la fibra que contiene la harina de chía es fibra dietética insoluble, en especial celulosa, hemicelulosa y lignina.

La harina de semillas de chía se pueda agregar en muchas preparaciones como suplemento o sustituyendo harinas convencionales. Presenta la ventaja de no poseer un sabor muy marcado. Puede reemplazar completamente a la harina de trigo o combinarse con otras harinas como las de maíz, almendra o arroz.

Debido a su capacidad para absorber líquido y formar un gel, también se puede usar como espesante en salsas o como ligante en lugar del huevo en las recetas. Para hacer un sustituto de huevo se mezclan dos cucharadas de harina de chía con media taza de agua fría y se deja reposar una media hora.

Este producto viene en presentación de 200g.

Peso

200g

SKU: 477 Categoría: